La Secretaría de Educación informa que seguirá regularizando, hasta concluir el mes de diciembre, los cambios de adscripción que pasadas administraciones otorgaron bajo prácticas inadecuadas.

Estas modificaciones, sin apego a la ley, provocaron que los docentes lejos de beneficiarse resultaran afectados, ya que su adscripción estaba en una institución educativa y físicamente laboraban en otra.

La participación de los docentes en los procesos de asignación de plazas y cambios de adscripción, se hace con base en las normas establecidas por la Unidad del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros (USICAMM), normativa federal que garantiza beneficios directos a los participantes, ya que en anteriores administraciones estas asignaciones se hacían con discrecionalidad y privilegios.

Abierta al diálogo, la dependencia ha entablado conversaciones con los docentes que han solicitado la revisión de su solicitud, sin embargo, existen grupos magisteriales que aún desean seguir trabajando a la sombra de la impunidad.

La Secretaría da seguimiento a un proyecto educativo concreto en apego a garantizar el derecho a la educación, con la finalidad de formar ciudadanos reflexivos y socialmente responsables; con base en las 4 A del derecho a la educación para que esta sea asequible, accesible, aceptable y adaptable, en beneficio de la comunidad educativa.

La dependencia refrenda su compromiso con la planta docente y seguirá trabajando con base a la normativa federal vigente.