El pasado 5 de septiembre, a través de su página de internet oficial, la Fundación de los Premios Breakthrough, dio a conocer los resultados para su octava edición.

El reconocimiento premia la ideas sobresalientos de la Física Fundamental, Ciencias de la Vida y Matemáticas, y nacieron de la mente de los magnates de la tecnología Yuri y Julia Milner, quienes sumaron a esta empresa a los gigantes de Silicon Valey como Sergey Brin, cofundador de Google, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, entre otros, para financiar el premio en metálico que se conoce como el Óscar de la ciencia.

Para esta edición, se ha reunido una bolsa de 21.6 millones de dólares que serán repartidos entre varias categorías.

Sin duda, entre los ganadores de esta edición, se debe destacar el proyecto del Telescopio del Horizonte de Sucesos (Event Horizon Telescope EHT) que en el mes de abril anunció haber obtenido una imagen de la zona más cercana de un agujero negro.

El próximo 3 de noviembre, Sheperd Doeleman, director del EHT, recibirá a nombre de los 347 científicos que participaron en el proyecto, el premio de 6 millones de dólares, el cual se repartirá de manera equitativa entre todos los participantes del proyecto.

Del consorcio internacional de científicos que logró fotografiar el horizonte de eventos del agujero negro ubicado en la galaxia M87, México aportó 11 investigadores que trabajaraon en el Gran Telescopio Milimétrico (GTM), la herramienta científica más grande de nuestro país y el telescopio en su tipo más grande del mundo.

Investigadores mexicanos, pertenecientes al Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica han dedicado décadas de su vida para poner en marcha un proyecto tan complejo como lo es el Gran Telescopio Milimétrico. Así mismo, reconocen que este instrumento no hubiera sido posible sin la solidaridad de las comunidades aledañas al telescopio.

Por lo tanto, en un acto de reciprocidad se ha dicho que los científicos desean retribuir a la región de Sierra Negra, cediendo una generosa parte del premio para la creación de un fondo especial que fomente vocaciones científicas en los jóvenes de las comunidades vecinas.