Ese es el inspirador consejo de una especialista en participación ciudadana del Laboratorio de Propulsión a Reacción de la NASA (JPL, por sus siglas en inglés) de Pasadena, California. La aspirante a astronauta Rachel Zimmerman-Brachman explicó el viernes que el aislamiento se parece mucho al entrenamiento de quienes viajan al espacio. Y se le ocurrió este mensaje positivo que publicó en Facebook un día antes:

“La actitud lo es todo: Estoy en una aventura en un espacio confinado con una pequeña tripulación para una misión de larga duración, con paseos espaciales ocasionales y misiones de reabastecimiento. Se me parece al entrenamiento para ser astronauta”.

Zimmerman-Brachman, que trabaja desde hace años en el JPL y tiene títulos de física y estudios espaciales, dijo que desde pequeña quería ser astronauta. Solicitó plaza cuatro veces tanto en la NASA como en la Agencia Espacial Canadiense (tiene doble nacionalidad).

Cuando el coronavirus llegó a Estados Unidos y a los trabajadores del programa espacial se les pidió trabajar desde casa, pensó de inmediato en sus amigos que habían vivido en hábitats marcianos simulados y que participaron en otros estudios sobre aislamiento de larga duración.

Su hijo de 14 años también está en su casa en Sherman Oaks, California, lidiando con las tareas de la escuela. El JPL trabaja en una serie de actividades educativas relacionadas con el espacio que los jóvenes pueden realizar desde sus casas.

“La vida es una combinación de lo que te ocurre y lo que haces al respecto. Vamos a estar en casa durante un tiempo, así que también podemos aprovecharlo al máximo ”, escribió en un correo electrónico a The Associated Press.

“Espero que otra gente se haya inspirado para tener una actitud positive durante estos momentos complicados y encuentren una forma de ver en lado bueno de la cosas en la situación actual”, agregó.