Pese a la inconformidad de vecinos, el ayuntamiento de Puebla permitió la apertura del bar “Playa del Carmen” en la colonia Anzures, el cual –denunciaron-- carece de las medidas necesarias para aislar el ruido que generen, ya que no cuenta con ventanas ni techo.

Los vecinos presentaron al menos dos oficios a diferentes autoridades municipales en los que se manifestaba la negativa de los vecinos sobre la apertura del establecimiento en la Privada de la 37 Oriente y 4 Sur, mismo que está rodeado de casas.

El segundo nivel del establecimiento no cuenta con paredes, techos y ventanas que mantengan el ruido dentro del lugar, por lo que cuestionaron la razón de su apertura a Normatividad municipal.

Además reprocharon que el lugar “disfrazado” de restaurante, porque anuncia también la venta de alcohol, tenga permiso de cierre hasta las 3 de la mañana, con lo cual su derecho a descansar será violentado.

Desde abril de 2018, los vecinos de Anzures denunciaron la intención de abrir un nuevo bar al que la anterior administración negó los permisos; sin embargo, en marzo de este año detectaron que nuevamente se realizaban trabajos en el inmueble, por lo que reprocharon a la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial hayan autorizado su funcionamiento.

El 5 de octubre de 2018, en sesión ordinaria de Cabildo, se avalaron reformas al capítulo 26 del Coremun, que entrarán en vigor en 2020, para que los propietarios de los comercios ya establecidos adecuen sus instalaciones para aislar el ruido que generen.

Mientras que quienes quieran abrir nuevo negocios deberán hacerlo apegados a la con la Norma Oficial Mexicana (NOM) 081 que no permite rebasar los 55 decibeles de 06:00 a las 22:00 horas y los 50 decibeles de 22:00 a 06:00 horas.