La Unidad Operativa de Protección Civil notificó a 320 propietarios de igual número de casonas en malas condiciones del Centro Histórico que los inmuebles requieren reparaciones para evitar daños a futuro, sobre todo por la próxima temporada de lluvias.

Así lo señaló su titular, Gustavo Ariza Salvatori, quien precisó que 14 inmuebles corren riesgo a caer, ya que sufrieron severas afectaciones en los sismos de 2017 y 2018.

“Son casas que necesitan mantenimiento, pero 14 casas ya tienen daño y no pueden ser habitadas, hemos pedido que se hagan las reparaciones o que simplemente nos permitan entrar para cerciorar que no están en malas condiciones”, expresó.

Indicó que en las inspecciones que realizan en el primer cuadro de la ciudad –ayudados de drones-- detectaron que las más de 300 casonas están invadidas por chatarra o maleza, por lo que la lluvia podría afectar su estructura aún más.

Lo anterior, durante su informe ante la Comisión del Centro Histórico, donde señaló que el uso de drones es necesario debido a la negativa de sus habitantes para permitir la inspección. Asimismo, indicó que existen algunas “lagunas” que impiden a la dependencia actuar para evitar riesgos por omisión a los ciudadanos; por lo que los regidores anunciaron que revisarán y harán las modificaciones necesarias al Código Reglamentario Municipal (Coremun).