El Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) en Puebla condenó la ejecución extrajudicial de Mario Moreno López en el municipio de Venustiano Carranza, Chiapas, acto que atribuyeron a una política de gobierno de represión y “odio de clase” contra quienes luchan por la tierra.
 
En la asta bandera del zócalo de Puebla, integrantes de la Red de Defensa de los Derechos Humanos y el FNLS
Manifestaron que existe un acaparamiento “violento” de los caciques que despojaron a los campesinos chiapanecos de sus tierras por segunda ocasión en fechas recientes.
 
“La ejecución extrajudicial de nuestro compañero Mario Moreno López el 18 de junio en el municipio de Venustiano Carranza en Chiapas, es una expresión de la represión que se ejerce a través de cuerpos paramilitares en contra organizaciones sociales”, expresaron.
 
En ese sentido, Cristina Rosas Pérez, miembro del FNLS en Puebla, señaló que la intervención de paramilitares en Chiapas es una práctica recurrente, pese al cambio de gobierno Federal, pues insistió que la política de represión contra organizaciones sociales continúa, además manifestó su solidaridad y exigió el esclarecimiento del asesinato del activista.
 
Advirtió que si el hostigamiento y represión sigue el FNLS realizará movilizaciones masivas en el país, pues perciben que no hay una trasformación como la que menciona el presidente Andrés Manuel López Obrador en su discurso.