Regidores de Morena del Cabildo de Puebla anunciaron este martes que revocarán las modificaciones a la Carta Urbana para el municipio de Puebla que se hicieron durante las administraciones de los panistas José Antonio Gali Fayad y Luis Banck Serrato, quienes cambiaron el uso de suelo habitacional a mixto en las zonas protegidas de La Calera y la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan (RECA).

En rueda de prensa, Roberto Elí Esponda planteó que los trabajos también van encaminados a declarar a La Calera, Amalucan y otras áreas arboladas, como zona de uso de suelo irreductible o protegido.

El regidor de Morena expuso que en 2016 fue modificada la Carta Urbana por los gobiernos panistas que cambiaron a modo el uso de suelo de habitacional a mixto, lo cual permitió la instalación de desarrolladores inmobiliarios y la tala inmoderada de árboles que casó un daño irreversible al medio ambiente.

En ese sentido, informó que se revisará el estado catastral de la zona, con la finalidad de evidenciar las irregularidades cometidas en la administración pasada.

“Si revisan el tema, actualmente todo el municipio de Puebla es zona mixta. En La Calera, donde nos han mencionado un problema de tala de árboles, era habitacional, pero con los cambios a la Carta Urbana ahora es mixta, lo cual autoriza la instalación de negocios y fábricas”, condenó.

Por esta razón, dijo que desde cabildo de Puebla se canceló el pasado viernes la obra de Cerro Amalucan, a petición del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta.

Esponda culpó a los pasados gobiernos estatal y municipal de José Antonio Gali Fayad y Luis Banck Serrato como responsables de liberar los permisos para la construcción de fraccionamientos en el único “pulmón ecológico” que queda en la capital, a cambio de las 74 hectáreas que se entregaron para crear el Parque Amalucan.

Gobierno anterior asegura
que no huboa daño ambiental


Por su parte, el gobierno anterior aseveró que la autorización para construir en la zona de Amalucan no generó un daño a la ecología.

La administración de Luis Banck argumentó que el municipio de Puebla recibió 72 hectáreas de tierras que antes eran privadas, y hoy son patrimonio y están abiertas al público para su disfrute.

Aseveró que el ayuntamiento otorgó la Licencia de Construcción Mayor número 20600559/19 para la construcción de mil 4 viviendas en régimen de propiedad en condominio, para una primera etapa, con una vigencia hasta el 17 de julio de 2022, tras cumplir con el estudio de Manifiesto de Impacto Ambiental.

Mientras la secretaria de Medioambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial, Beatriz Manrique Guevara, señaló que los permisos para “Lomas de San Juan 1 y 2” fueron entregados durante la administración del gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido.

Beatriz Carreño, responsable de autorizar tala de árboles

Al respecto, Roberto Elí Esponda reconoció que “estuvo mal otorgado” el estudio de impacto ambiental que autorizó la gestión del exgobernador interino Guillermo Pacheco Pulido, para la construcción de viviendas en el Cerro de Amalucan, lo cual afectó la flora, fauna y ecosistemas de la zona.

Además, señaló que el cambio de uso de suelo estuvo “bien maquinado” entre el gobierno anterior y el interino, pero afirmó que es responsabilidad ahora del ayuntamiento de Puebla no ser omiso y frenar el ecocidio.

“Vamos a esperar y trabajar con el gobierno del estado para investigar en qué sentido salió el impacto ambiental, a fin de buscar revocar los cambios de uso de suelo en la Carta Urbana de Puebla”, recalcó.

De la situación, responsabilizó a la titular de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Sustentabilidad del ayuntamiento de Puebla, Beatriz Martínez Carreño, de autorizar el dictamen de la tala de 108 árboles para la construcción del fraccionamiento “Lomas de San Juan 1 y 2”.

Incluso, dijo que la funcionaria municipal resultó ser una de las funcionarias peor evaluadas del ayuntamiento, con la aprobación de 50 por ciento de su plan de trabajo.

“Desarrollo Urbano ha dado un mal servicio porque la ciudadanía se queja, siguen dando 30 fichas al día, la gente está formada desde las 7 horas y no es atendida. Tenemos que ir mejorando el servicio público”, respondió a la pregunta de un reportero si buscarían la destitución de Beatriz Carreño.

El viernes pasado, el cabildo de Puebla aprobó cancelar la construcción de un conjunto habitacional en Amalucan.

El tema fue turnado a la Comisión de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente para el análisis del estudio de impacto ambiental a cargo del actual gobierno estatal.

Para un mejor trabajo, los regidores cuentan con la opinión técnica del Colegio de Arquitectos del valle de Puebla, así como de ingenieros, para hacer una revisión exhaustiva del caso.