Los representantes del grupo de defraudados Victoria Villa Tenahua, María Juliana Ramírez Durán hicieron una denuncia pública en contra de Emiliano Zambrano Aguilar, quien aprovechándose de la buena fe y el interés de tener un patrimonio, “nos ofreció a aproximadamente 90 personas, la venta de lotes ubicados en el cerro Izmatl de la población de Santa María Malacatepec, municipio de Ocoyucxab, con una superficie aproximada de 900 metros cuadrados cada uno, por la cantidad de 15 mil pesos, más una cuota adicional por persona para pagar los honorarios de Hilario Alonso Flores, por asesoría y regularización de los terrenos de 3 mil pesos entregándonos la posesión de los lotes desde el día 19 de noviembre del 2017”.

“Sin embargo al transcurrir el tiempo nos dimos cuenta, que dichos predios no se podían regularizar, ya que son tierras de uso común del ejido de Malacatepec, por lo que Emiliano Zambrano Aguilar, no cuenta con ningún derecho sobre dichas tierras, vendiéndonos un terreno que no es suyo, motivo por el cual se le reclamó su conducta engañosa que realizó a las personas que les compramos, pues solo nos vendió una ilusión, lejos de darnos una solución nos respondió de manera violenta, agresiva, amenazante apoyado del grupo de defraudadores que liderea entre ellos su esposa Manuela Garista García, así como Camilo Durcio Alvarado, Eugenio Jiménez Ramírez, Javier Bueno Conde, José Conde Zentle alias “El chepe”, Gabriela Flores López, Angela Ramírez y Sabina Flores Cacalotl, realizándose varios actos en nuestra contra, siendo el último el registrado el 22 de septiembre del 2019 por la noche, en donde de manera violenta y armados desalojaron a las personas que en su momento compramos, por lo que negamos seguir pagando más cuotas que supuestamente utilizarían para regularizar los terrenos y que le eran entregadas a Hilario Alonso Flores, sin que ello fuera verdad.

“Es el caso que el día 24 de septiembre del año en curso, a través de diversos medios de comunicación nos enteramos que las personas señaladas acudieron al martes ciudadano para solicitar una audiencia con el gobernador y pedir su apoyo para que les ayude a resolver los problemas que ellos mismos han suscitado en el cerro izmatl, lo que nos hace un descaro, ya que ellos, son las personas que con su conducta engañosa defraudaron a diferentes personas de la población de Santa María Malacatepec, haciéndose pasar por víctimas ante el gobernador “.

En rueda de prensa, los afectados señalaron que fueron ellos los que subieron al cerro Izmatl para prenderle fuego a las casas de madera, cartón y lámina que fueron construidas por las personas que les compraron lotes, para de esta manera “intimidarnos y confundir a las autoridades”.

“solicitamos la intervención del gobernador del Estado Miguel Barbosa y del presidente municipal de Santa Clara Ocoyucan, para conservar la paz y la armonía política social del pueblo, y se sancione el fraude, abusos y amenazas de las que hemos sido objeto por las mencionadas personas”.