El proyecto de Transporte Nocturno del Gobierno Estatal arrancó con poca afluencia y con mala organización.

La iniciativa consiste en un servicio de cinco rutas que recorrerán los municipios de Puebla, San Andrés así como San Pedro Cholula en un horario de las 22:00 hasta las 05:00 horas.

El programa denominado “Transporte Público Nocturno”, tendrá un periodo de prueba de 90 días para que la dependencia supervise la operatividad, eficiencia y demanda de cinco rutas.

No obstante, muy pocos ciudadanos ocuparon este servicio y las unidades del transporte público, aunque contaron con GPS, cámaras de videovigilancia y botones de alertamiento conectados al C5, no son nuevas; incluso las personas que pasaban se referían a los vehículos como “camiones viejos”.

Este medio ingresó al vehículo y se pudo corroborar que contaba con todos los elementos antes mencionados pero en una una ventana había un anuncio de la Ruta 77-A.

El primer viaje que salió fue el de la Ruta 5 La María, que circulará sobre las vialidades 13 Norte, 4 Poniente, 23 Norte, 6 Poniente, Bulevar Norte, 10 poniente, Bulevar Hermanos Serdán, Carretera Puebla-Tlaxcala, Avenida 15 de mayo, 18 Poniente, 15 Norte y Avenida Reforma.

En este recorrido se vieron a diez ciudadanos, incluyendo a una familia integrada por una abuela, una pareja y un menor que aplaudieron el servicio, estas personas dieron a conocer que salen muy tarde del trabajo y el transporte los ayudará a llegar a su casa a un bajo costo, ya que actualmente un taxi del Centro Histórico a La María les cobra 100 pesos y en la noche el servicio suele elevar a 150.

En contraste, unos jóvenes estuvieron pidiendo indicaciones para la Ruta con destino para Cholula, pero los encargados nunca les confirmaron el horario. Después de un tiempo, optaron por irse.

Posteriormente salió la Ruta 3 con destino al Hospital General Sur, en este viaje solo ingresaron servidores públicos y cuando partió la unidad varías personas llegaron a solicitar el servicio rumbo a Periplaza, pero era muy tarde pues el camión ya había salido.

En suma, hasta esta noche, se empezó a instalar un paradero, para que las personas que estén esperando el servicio puedan sentarse en el Paseo Bravo.