Entre empujones, gritos y golpes terminó el evento en el que el presidente municipal, Eleuterio Melchor Campos, rendiría su informe de gobierno, luego de que propusiera una mesa de debate que terminó en enfrentamiento entre los pobladores.

Tras la segunda convocatoria que realizó el edil para rendir su informe, fue dos horas después que se presentó en el auditorio municipal, donde ya se habían concentrado alrededor de 300 habitantes, sin embargo, el munícipe propuso aclarar los señalamientos en su contra, por lo que tras perder el control de la reunión tuvo que salir custodiado por policías.



Personal del ayuntamiento fue señalado por agredir físicamente a la síndico municipal, Maribel Martínez Rosas, así como a una persona de la tercera edad que recibió un puñetazo en la cabeza.

En entrevista con ocho de los diez regidores responsabilizaron al acalde de este enfrentamiento y lo que pudiera surgir, pues además de las agresiones verbales que sufrieron, fueron amenazados por los mismos funcionarios.