Después de cinco semanas de luchar por su vida, el bebé Lázaro falleció este viernes a las 13:00 horas; el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) confirmó que dos servidores públicos incurrieron en irregularidades, consistente en "falta de apego a la normativa institucional".

El padre del menor Santiago Albino Hernández, dio conocer el deceso de su hijo, pero prefirió no dar más detalles del tema.

Por su parte, el IMSS en Puebla señaló que aunque ya realizó la investigación laboral, siguen en proceso las sanciones administrativas en contra de los responsables y una vez concluidos se darán a conocer.

Al expresar que lamenta la muerte del menor y su solidaridad con sus padres, precisó que las causas de su fallecimiento fueron su condición de prematurez extrema y la falta de desarrollo en el vientre materno, por lo que su estado de salud no evolucionó favorablemente "a pesar de todos los esfuerzos del equipo multidisciplinario para salvarle la vida".

Como se recordará, Lázaro nació la madrugada del 21 de octubre y fue declarado muerto por personal médico por lo que fue llevado al mortuorio del Hospital La Margarita, donde permaneció cerca de cinco horas, pero cuando su cuerpo iba a ser entregado a su padre, éste se percató de que aún presentaba signos vitales.

El IMSS añadió que la condición de Lázaro era muy inestable y se le mantuvo con asistencia mecánica ventilatoria en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), desde su nacimiento, hasta la fecha.

Es necesario precisar que el gobierno de Puebla también presentó denuncias penales en contra de la presunta negligencia con la que fue tratado el bebé de 23 semanas de gestación ante la Fiscalía General del Estado (FGE) del Estado y la Fiscalía General de la República (FGR).