Regidores de la Comisión de Participación Ciudadana aplazaron la votación para prohibir las corridas de toros en el municipio, argumentando que el dictamen para tal fin no estaba suficientemente sustentado.

Con cuatro votos a favor y dos en contra, los cabildantes acordaron posponer la votación del dictamen sin una fecha definida, con el objetivo de realizar más estudios de opinión y encuestas que permitan motivarlo.

La prohibición de la tauromaquia tiene entre sus sustentos un estudio realizado por la empresa Mercadiez, que aplicó 200 cuestionarios cara a cara y obtuvo como resultado que poco más del 80 por ciento de los poblanos está en contra de la fiesta brava.

Los regidores, Enrique Guevara, José Luis Gonzales Acosta, Rosa Márquez y Luz Rosillo coincidieron en que la muestra no es lo suficientemente confiable para llevar al cabildo la propuesta de prohibir las corridas de toros.

Añadieron que durante el año pasado no hubo un solo evento de ese tipo a causa de la pandemia y que dadas las condiciones de salud hay aspectos más importantes que atender como la certificación del rastro y los mataderos clandestinos de animales.

Los representantes de la casa encuestadora resaltaron que la metodología con la que se realizó la encuesta es la correcta, sin embargo coincidieron en que aún se puede ir más a fondo en los estudios de opinión para saber los motivos por los que las y los ciudadanos están o no a favor de las corridas.

El movimiento animalista de Puebla ha logrado reunir más de 66 mil firmas a través de la plataforma change.org para pedir la prohibición de las corridas de toros y aunque apeló a obtener la votación del dictamen por parte de los cabildantes, finalmente la resolución no fue en este sentido.