El Ayuntamiento de Puebla respetará la libertad de expresión y a manifestarse de los locatarios del Mercado de Amalucan, sin embargo no frenará las obras de remodelación del mismo, dijo en conferencia de prensa virtual la presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco.

"Es un mercado que históricamente ha generado inundaciones durante la temporada de lluvias, este es uno de los principales padecimientos que prácticamente al unísono todos los locatarios hicieron de manifiesto cuando plantearon que si necesitaba una mejora el mercado", acotó.

Añadió que mientras se desarrolle el proyecto, los locatarios serán reubicados a un predio aledaño con todos los servicios y recibirán estímulos fiscales con la condonación de sus adeudos a la comuna.

El titular del Instituto Municipal de Planeación (Implan), Gerardo Ríos Bermúdez indicó que por el momento se están desarrollando los proyectos ejecutivos de las cuatro obras que desarrollará la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu) dependencia que también se encuentra tramitando los permisos y deberá entregarlas a más tardar en octubre.

Explicó que las obras tienen una inversión de 77.9 millones de pesos y "Si va a haber una demolición del mercado, va a haber una construcción nueva, con una mayor habitualidad, donde va a haber mejor accesibilidad, mayor metraje para poder comercializar".

Ríos Bermúdez confió que el Gobierno Estatal otorgará los permisos correspondientes para las obras, pues señaló que representantes del mismo, así como del Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Gerencia del Centro Histórico han recibido información al respecto.

Añadió que los proyectos no tienen fines electorales, ya que se apegan a los calendarios de obra establecidos por el propio gobierno federal, que el pasado 31 de diciembre emitió las reglas de operación.

Por último, el secretario de Gobernación, René Sánchez Galindo destacó que habrá respeto a las manifestaciones de los locatarios que se oponen a la obra y no se usará la fuerza pública contra ellos, sin embargo también se hará valer la voluntad de quienes solicitaron el proyecto.