Con goles de Jiménez, Antuna y Navarro, la selección mexicana conquistó el triunfo ante Martinica en Charlotte. Pero el encuentro no fue sencillo, los caribeños anotaron un par de goles que pusieron la victoria mexicana en peligro durante el segundo tiempo.

La noche más floja en la era del Tata. Desatenciones y relajación en zona baja. Se marcaron tres goles, pero se fallaron muchas ocasiones. 

Uriel Antuna  hizo la primera anotación de México y del partido. Se perfiló y sacó un zapatazo raso de pierna izquierda que se metió en el rincón, pero que dejó la sensación de que el portero Loic Chauvet pudo hacer más para evitar el tanto. El estadio explotó antes del minuto 30’ y las aguas parecían tomar su nivel.

Ya en el complemento, Martinica se encontró con un tiro libre en los linderos del área, Kevin Parsemain tomó la pelota y la puso en la escuadra. Golazo para recordarle al Tri que aún restaba casi todo el segundo tiempo y que los partidos deben de jugarse con toda la intensidad.

Ya con el regreso de Rodolfo Pizarro en el entretiempo, México reacción rápido y a los cinco minutos Salcedo filtró una gran pelota para el volante de Rayados, quien sirvió a la llegada de Raúl Jiménez para que simplemente la empujara y devolviera la ventaja.

Diez minutos después fue Jiménez el que se encargó de devolver la asistencia, ahora a Fernando Navarro, quien definió bien ante la salida del portero para el 3-1 definitivo que le entregó su séptima victoria a la ‘era Martino’.

Todavía Antuna tuvo la opción del quinto gol en el torneo, pero el portero Chauvet se lo quitó con dos buenas intervenciones, que luego permitieron que Martinica se acercara con un buen remate de cabeza de Delem que se fue al fondo y le pusiera nervio a los últimos minutos del juego.

Con información de Univisión.