Rafa Nadal dijo que en el Abierto Mexicano de Tenis de Acapulco “se siente un poco como en casa”, en momentos en que el español regresa el martes a las competencias por primera vez desde que fue destronado como número uno del mundo por Novak Djokovic. Nadal salió del Abierto de Australia derrotado por Dominic Thiem en los cuartos de final, mientras que Djokovic consiguió vencer al austríaco en la final para alzar su octavo título en Melbourne Park, extendiendo su récord. El tenista mallorquín tiene la oportunidad de recuperar su posición la próxima semana si gana su tercer título en Acapulco y Djokovic no consigue alcanzar las semifinales del torneo de Dubái. Pero el camino se ve complicado en las canchas del balneario mexicano, que recibe a una serie de pesos pesados como el campeón Nick Kyrgios, el semifinalista en Melbourne Alexander Zverev, el suizo Stan Wawrinka y el canadiense Felix Auger-Aliassime. “Vengo porque me gusta estar aquí. Me encanta el torneo y la organización. Me siento como en casa”, dijo Nadal a periodistas antes de su debut en Acapulco ante el también español Pablo Andújar. “Es una semana importante para mí y a ver cómo me encuentro. Espero estar preparado”, añadió. Nadal obtuvo el título en Acapulco en 2005 y después volvió a ser campeón en 2013, tras lo cual pasó a jugar en superficies duras desde el polvo de ladrillo. Al explicar por qué Acapulco es como su zona de confort, Nadal explicó :”Hablamos el mismo idioma. Las personas son muy amistosas. Cada vez que estoy aquí me siento un poco como en casa”.