Un hit de oro del novato emergente Brett Phillips, en el noveno inning, provocó que los Rays de Tampa Bay vencieran este sábado en un reñido partido 8-7 a los Dodgers de Los Angeles para empatar la Serie Mundial a dos triunfos por bando.

El jardinero Kevin Kiermaier conectó un hit en el noveno, el cubano Randy Arozarena negoció boleto y el también novato Phillips, de emergente, ligó sencillo sobre el que el jardinero central cometió un error y ambos corredores pudieron anotar las dos carreras para dejar tendidos en la grama a los Dodgers.

En la novena entrada, Phillips pegó sencillo entre los jardines central y derecho, y logró que el guardabosques Kevin Kiermaier aprovechara un error y llegara a la registradora con la carrera que empató a 7-7 la pizarra.

Mientras que el guardabosques cubano Randy Arozarena también vio la oportunidad cuando el guardabosques central de los Dodgers, Chris Taylor, cometió error en el "fildeo" y también pisó la contadora con la anotación que selló la victoria de los Rays.

Arozarena mantuvo su calidad de protagonista y pegó jonrón por segundo día consecutivo, con el que acumula nueve en lo que va de postemporada.

El cubano pegó de vuelta completa por todo lo alto del jardín derecho, con batazo que hizo volar la pelota 399 pies.

Arozarena estuvo casi perfecto con el tolete al pegar tres veces en cuatro viajes a la caja de bateo, remolcó una carrera, y llegó tres veces a pisar la timbradora. Además de su home run, el cubano anotó cuando el segunda base Brandon Lowe (3) mandó la pelota a la calle en el sexto episodio.