El buen momento y la ventaja de los universitarios en la serie ante Pachuca, ha hecho que la afición azul y oro se ilusione con un nuevo campeonato, sin embargo, el técnico de Pumas, Andrés Lillini, pidió calma a los seguidores, aunque no ocultó su deseo por estar en una final.

“La ilusión es algo que nos moviliza y nos mantiene vivos. Nosotros con los pies en la tierra, ganamos 90 minutos de 180, para acceder a una final tenemos que ganar en casa. Más allá de la ilusión que comparto con la gente, no nos puede desviar del objetivo que hizo este equipo, que es fecha a fecha y tratar de llevar adelante el objetivo que es pasar de cuartos de final”, indicó.

El estratega argentino comentó sobre los detalles que su equipo tiene que cuidar y mejorar dentro del campo para poder acceder a semifinales el próximo domingo.

“Tratar de defender más lejos de nuestra área, me ocupa ver cómo llegan los jugadores, la ventaja es 1-0, ventaja al fin, tenemos que defenderla, sabremos cómo defender esto, me ocupa ver que no caigamos en ninguna situación de relajación porque no estamos para eso”, señaló.

Por último, Lillini alabó la actuación del arquero, Julio González, que suplió por segundo partido consecutivo la baja por lesión de Alfredo Talavera y logró mantener en cero su arco en el partido ante los Tuzos.

“Julio ha madurado muchísimo. En tres partidos complicados ha demostrado que está a la altura del arco de Pumas, reemplaza al mejor de todos que es Talavera, se ha hecho de una personalidad muy buena y nos ha salvado de situaciones muy complicadas”, concluyó.