A los estados de Puebla y Tlaxcala la federación ha recortado en 3 y 5.8 por ciento los recursos pagados, respectivamente,  entre enero a mayo del año en curso,  en comparación con 2018, de acuerdo con un análisis realizado por el Senado de la República.

El reporte mensual de transferencias del Senado, precisó que las transferencias a Puebla sumaron un monto de 17 mil 543.9 millones de pesos y a Tlaxcala 3 mil 814 millones, lo que representa una variación de 8.2 por ciento y de 5.9 por ciento superior a enero-mayo del año pasado.

Por otro lado, las aportaciones federales parte del gasto programado y constituidas por los Ramo 33 y 25 cuyo origen es el FONE, presentaron incrementos de 1.6 y 2.8 para Puebla y Tlaxcala; lo que significó transferencias por 15 mil 317 millones de pesos y 3 mil 761.9 millones, respectivamente. 

RECURSOS PARA SALUD SIGUEN A LA BAJA

Sin embargo, se observan transferencias significativamente inferiores de recursos condicionados para las 32 entidades federativas provenientes de los Subsidios del Ramo 23 Provisiones Salariales y Económicas, de los Convenios de Descentralización y de los Recursos para Protección Social en Salud.

Para Puebla se registró un decrecimiento de 36.5 por ciento, es decir, 2 mil 442 millones de pesos menos que lo pagado en 2018.

En Tlaxcala el decrecimiento fue de 43.9 por ciento, con un déficit de 752.5 millones de pesos en su comparación con el recurso federal transferido el año pasado.