En la primera quincena de septiembre de este año el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró un incremento de 0.35 por ciento en ciudad de Puebla y de 0.31 por ciento en ciudad de Tlaxcala, con lo que alcanzaron una tasa de inflación anual de 3.28 por ciento y 2.41 por ciento, respectivamente.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las dos ciudades reportaron variaciones por arriba de la nacional en el INPC, lo que las ubicó entre las 10 entidades con los mayores incrementos de precios en la primera quincena de septiembre.

Entre los productos al alza en la primera quincena del noveno mes del año destacan gastos para preescolar, primaria, secundaria y universidad; jitomate, automóviles, gasolina de bajo octanaje, vivienda propia, gas LP y loncherías, fondas, torterías y taquerías.

Por otro lado, el reporte que da a conocer esta mañana el Inegi refiere que a nivel nacional el INPC presentó una variación de 0.17 por ciento respecto a la quincena precedente y una tasa de inflación anual de 2.99 por ciento.

Con esto, la ciudad de Puebla se ubicó por arriba de la inflación nacional al reportar una tasa inflacionaria anual de 3.70 por ciento, mientras que ciudad de Tlaxcala se mantuvo debajo con una tasa de inflación anual de 2.41 por ciento.

Por otro lado, entre los productos con precios a la baja destacan los servicios profesionales; cebolla; aguacate; plátanos; servicios turísticos; papa y otros tubérculos; paquetes de internet, telefonía y televisión; manzana; electricidad y carne de cerdo.