Con el firme objetivo de comprender cómo evoluciona el comercio electrónico en México en medio de la emergencia sanitaria, la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), publica el Reporte 5.0 sobre el Impacto de COVID-19 en Venta Online, el cual revela que, tras 7 meses de pandemia, el consumidor mexicano ha adoptado al canal digital como una opción que le permite atender sus necesidades de manera segura, lo que ha generado, a su vez, que la conversación sobre e-commerce en redes sociales tome fuerza.

El reporte, realizado en colaboración con Netquest, Netrica by GfK, Comscore, Shareablee y Talkwalker, detalla que en octubre el 63% de los consumidores comenzó a retomar algunas de sus actividades rutinarias, sin embargo, 2 de cada 10 no han podido retomar su rutina en absoluto.

Entre las preocupaciones que manifiestan destacan la angustia por temas financieros (40%) y la incertidumbre de no saber qué va a pasar (40%); no obstante, han encontrado en Internet una herramienta confiable para satisfacer sus necesidades, ya que el 39% asegura que ahora compra más por internet. Los motivadores para comprar en línea se mantienen: para el 50% el beneficio radica en no exponerse al exterior, mientras que un 44% destaca evitar aglomeraciones en tiendas físicas.

Asimismo, nuevos compradores siguen sumándose al comercio en línea y, durante octubre, las categorías de productos que atrajeron a nuevos consumidores fueron Moda, Comida a domicilio, Herramientas y Belleza / Cuidado personal; con una menor proporción también destacan servicios bancarios, telefonía móvil y pago de servicios.

Por otro lado, desde el inicio de la pandemia, Comida a domicilio y Moda han sido categorías con una tendencia creciente y durante octubre, categorías como Tecnología, Moda / Accesorios, Deportes y Muebles / Decoración son las que han tenido un mayor incremento en el interés de compra. La confianza en el proceso de compra muestra un incremento importante tanto en compradores omnicanal como en compradores que sólo utilizan canales físicos. Medición de sitios de e-commerce durante COVID-19 Las visitas a sitios de la categoría Travel han mostrado una lenta recuperación luego de una caída dramática al inicio de la pandemia, pero este comportamiento aún no es sostenible.

Por su lado, los sitios de entrega de comida a domicilio han logrado conservar un comportamiento estable, debido a que los internautas han adoptado estos servicios de uso frecuente.

Mientras que Movilidad y Pagos de servicios online no muestran una recuperación total. La categoría de Shopping ha logrado mantener su nivel de visitas por encima del nivel a inicios de la pandemia, pero Fashion, Deportes y Multicategoría son sensibles a las campañas de descuento, por lo que generan crecimientos en momentos clave (fin de temporadas, campañas masivas, etc.) Los sitios de Muebles y Decoración para el hogar muestran una variación positiva a principios de octubre, prueba de que los usuarios están buscando dónde comprar sus productos.

La campaña Hot Fashion sirvió para mantener a los visitantes únicos en categorías como Cosméticos / Fragancias, Joyería / Lujo / Accesorios. Medición de Audiencias y Presencia Social durante COVID-19 El promedio de visitantes únicos diarios en en la categoría Supermercados se ha mantenido por arriba de lo observado antes de la pandemia, tras haber alcanzado su punto máximo durante Hot Sale. El efecto ‘Regreso a clases’ impactó en las categorías de Libros y Juguetes, así como en Electrónicos.

Moda sigue sumando visitantes únicos diarios a pesar de la apertura de tiendas físicas; Tiendas departamentales, Muebles / Decoración son categorías que han aprendido a convivir en canales digitales y puntos físicos: a medida que la cuarentena pasa, sus visitantes únicos diarios disminuyen ligeramente, pero no a los niveles antes de la pandemia.

El número de menciones e interacciones casi se triplicó durante septiembre y octubre, en comparación con inicios de la pandemia (marzo y abril). Facebook, Twitter e Instagram han aumentado el volumen de contenidos y publicaciones relacionados a temas como ‘la nueva normalidad’, fiestas patrias y contenido relacionado a cocina/recetas.

Twitter concentra el 49% de las publicaciones, Facebook el 46% e Instagram sólo el 5%, aunque en cuanto a interacciones destaca el 21% que representa Instagram, aunque Facebook concentra el 75% del total. Para categorías como Tiendas departamentales y Supermercados, Facebook es el canal social que mayor engagement aporta, superior al volumen de publicaciones que genera. En Twitter resalta la categoría de Viajes, debido a que empiezan a cobrar bastante relevancia por la posible reanudación de actividades Medición de Social Listening durante COVID-19

En estos últimos meses, el perfil de los consumidores que interactúan a través de redes sociales sobre comercio electrónico se conforma por 47.1% mujeres y 52.9% hombres, casi la mitad se encuentra entre los 25 y 34 años. Las menciones sobre el comercio electrónico pasaron de 9,300 en marzo / abril a 24,600 en septiembre/octubre.

En tanto, las interacciones pasaron de 79,900 en marzo / abril a 222,200 en septiembre / octubre. De igual forma, las menciones sobre e-commerce ganan terreno en redes sociales, sobre todo en Twitter.

Las publicaciones con mayor engagement tienen que ver con envíos gratis, compras sin membresía, promociones de días festivos durante la pandemia, entre otros.

Sin embargo, el sentimiento generado es más positivo que a inicios de la pandemia y el sentimiento negativo disminuyó casi el doble.