La agonía que sufren establecimientos como restaurantes, bares y cafeterías de Puebla llega a las redes social. Se lanza la pregunta ¿Abrir o morir?.

Con la prórroga al decreto del 28 de diciembre del gobierno de Puebla que ordena suspender el servicio en mesa, se ve difícil que los negocios puedan sobrevivir.

Algunos abrirán aunque eso signifique retar a la autoridad. Uno de estos casos es Grupo Sonora Grill que da trabajo a 3 mil personas en Puebla y Ciudad de México, con tres establecimientos: Avenida Juárez, Atlixcáyotl y Solesta.

Zaranda Café, ubicado en la 2 oriente del Centro Histórico, escribió: "Aquí seguimos, haciendo nuestros últimos esfuerzos."

El restaurante El Muellezito también se sumó a esta campaña. Lanzó la pregunta ¿Abro hoy, o cierro para siempre? No intento ir contra de las autoridades, pero ya no se puede más, si grandes cadenas restaurateras ya no aguantan, imagínense yo".

En San Pedro Cholula, el Club de Jazz Jazzatlán también se suma a la campaña #AbriroMorir.

"Hoy pedimos a toda nuestra comunidad a sumarse compartiendo y usando el hashtag #AbrirOMorir como llamado a las autoridades a considerar nuestra reapertura con las medidas necesarias para salvaguardar de todos."

Según Canirac, la prohibición para que los restaurantes de Puebla sirvan en mesa hasta el 25 de enero, ponen en riesgo 10 mil 700 negocios relacionados con el sector alimentos, que podrían cerrar definitivamente.

Los negocios mencionados representan el 30 por ciento de los que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) tiene catalogados en el sector de preparación de alimentos y bebidas alcohólicas y no alcohólicas en el estado de Puebla, que son 35 mil 938.