Los precios al consumidor, medidos a través del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), registraron un incremento de 0.10 en Izúcar de Matamoros, de 0.15 en Puebla y 0.19 por ciento en Tlaxcala en la primera quincena de febrero respecto a la última quincena de enero.

Según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), las tres ciudades se ubicaron entre las 16 por debajo de la variación promedio nacional que fue de 0.23 por ciento.



En la primera quincena de febrero los precios al alza se identificaron en la gasolina de bajo octanaje; gas doméstico LP; papa y tubérculos; pollo; plátanos; automóviles; loncherías, fondas, torterías y taquerías; gasolina de bajo octanaje; huevo y alimentos para mascotas.

A la baja resaltan el jitomate; cebolla, aguacate; nopales; productos para el cabello; calabacita; electricidad; chile poblano; melón y otras verduras y legumbres.

Este comportamiento de los precios influyó para que las tres ciudades registraran una inflación no subyacente superior a la inflación nacional de 3.84 por ciento a excepción Tlaxcala que cerró en 3 por ciento, mientras que Puebla cerró con inflación de 4.13 y en Izúcar de Matamoros de 4.13 por ciento.

Por último, las entidades con la variación por debajo de la nacional fueron Estado de México, Morelos, Chiapas, Tamaulipas y Ciudad de México; mientras que por arriba de la nacional fueron Baja California, Coahuila, Zacatecas, Guerrero y Querétaro.