Con una caravana de las distintas versiones del Golf y la salida del último GTI en color rojo, Volkswagen se despidió de este vehículo, ensamblado por más de 40 años en el caso de la planta Puebla.

Tras el recorrido de las siete generaciones del vehículo por calles de la planta en Puebla para que los trabajadores les dieran el último adiós, Steffen Reiche, presidente del Consejo Ejecutivo de Volkswagen de México destacó que el Golf sobresale por la innovación en su producción.

"Volkswagen de México ha producido en 57 años en total 11 modelos, de los cuales solo tres se han fabricado por más de una generación, es el Jetta, el Beetle y es este Golf".

Destacó que desde la "Caribe" como se denominó el primer modelo, hasta la actual séptima generación, se han producido más de dos millones de Golf, lo que da muestra de la confianza hacia la calidad de la producción de la planta Volkswagen Puebla.

Desde la planta ubicada en el municipio de Cuautlancingo, reiteró que se trata de un "Hasta la vista" al Golf porque la empresa armadora mantiene una visión de futuro, que tiene entre sus objetivos fortalecer la producción de Taos y Tiguan.

Los vehículos Golf permanecerán un tiempo en exhibición en la planta Puebla para que los trabajadores puedan apreciarlos.

Finalmente, se dio a conocer que la última unidad GTI, producida en Puebla, y a la cual este día se le dio la despedida, será subastada y parte de los fondos recaudados serán destinados al programa "Volkswagen, Por amor a México".