El candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Alberto Jiménez Merino, denunció que sus adversarios políticos buscan desestabilizar su campaña con la entrega de programas sociales.

Condenó que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), afirme que en Puebla se vive un proceso ejemplar, cuando al interior del estado se condiciona a las personas para que acudan a diversos actos de campaña.

Mencionó que durante sus actos de campaña entregan programas gubernamentales, cuando por la veda electoral están prohibidos porque son una forma de condicionar el voto.

“Ya es una campaña ganadora porque cada vez que vamos a distintas regiones del estado, el gobierno del estado entrega apoyos al mismo tiempo que su servidor realiza sus actividades de campaña”.

Mencionó que pese a la intervención gubernamental en esta campaña electoral, seguirá con sus recorridos por Puebla para demostrar a los ciudadanos que tiene el mejor proyecto para el territorio poblano, una vez que pasen las votaciones del 2 de junio.



----