Para Enrique Cárdenas Sánchez, candidato de los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) al gobierno estatal, la acusación existente por defraudación fiscal no debería en su contra, sino hacia el Centro de Estudios Espinosa Yglesias.

Luego de insistir en que la denuncia presentada ante la Fiscalía General de la República (FGR) se trató de un ataque de guerra sucia, argumentó que la organización era la responsable por el uso de sus recursos y no él. “Era para ellos, el ataque, y me lo embarraron a mí.

La defraudación, en todo caso, la hizo el Centro de Estudios Espinosa Yglesias y no yo, y sin embargo es a mí al que se lo achacan… ¡Hello! O sea, ¿qué onda?”, dijo ante alumnos de la Universidad del Valle de México (UVM).

En otro tema, al ser cuestionado sobre el balance de su campaña, a semana y media de terminar el periodo proselitista, Cárdenas Sánchez contestó que ha recorrido “unos 100 municipios”; pero afirmó que “eso es lo de menos”.

Lo anterior, a pesar de que ha reconocido que su mayor debilidad frente a los otros dos contrincantes, es la falta de conocimiento de su candidatura entre los poblanos del interior del estado.

Por otra parte, Enrique Cárdenas pidió a los jóvenes universitarios ver la reproducción del debate de candidatos al gobierno de Puebla, para informarse y luego votar.

En vez de pedir el voto para sí, dijo que los muchachos pueden sufragar por quien quieran, pero expuso que ellos deben ser parte activa del proceso electoral del 2 de junio.