Durante el actual proceso electoral se han registrado el asesinato de 65 políticos en 19 entidades del país, el 100 por ciento de las víctimas estaban afiliadas a partidos opositores a los gobernadores en turno, en el caso de Puebla se documentaron dos víctimas.

Así lo reveló el Tercer Informe de Violencia Política en México 2021 de la consultora Etellekt, que indicó que de los políticos ultimados hasta la fecha, 20 de ellos eran aspirantes a un cargo público y declaró que los comicios de 2021 se han convertido en el segundo proceso electoral más violento en el país tan solo por detrás de los de 2018.

El reporte indicó que desde que inició el proceso electoral el pasado 7 de septiembre de 2020, un total de 65 políticos han sido asesinados, 20 de ellos aspirantes. La mayoría de las víctimas no sólo eran opositoras a los gobiernos estatales, sino también a los alcaldes en los municipios que pretendían gobernar o representar.

TE PUEDE INTERESAR: Arranca INE impresión de 101.6 millones de boletas para comicios del 6 de junio

Puntualizó que el 100 por ciento de las víctimas estaban afiliadas únicamente a partidos opositores a los gobernadores, en los estados de Oaxaca (8), Morelos (cuatro), Puebla (dos), Quintana Roo (dos), Michoacán (dos), Chihuahua (dos) y Nuevo León, Tamaulipas y Sinaloa con una víctima opositora, cada uno.

En tanto que los estados con el mayor número de políticos oficialistas asesinados (afiliados al mismo partido del gobernador en turno, o a partidos que lo postularon vía coalición), son Veracruz y Estado de México con cuatro y tres víctimas, respectivamente.

Sin frenar los homicidios de políticos

Señaló que pese a que hace ya un mes el gobierno Federal anunció una estrategia para salvaguardar a los funcionarios públicos en los actuales comicios, desde entonces ocho aspirantes a cargos públicos han sido asesinados, seis de los cuales buscaban competir por alcaldías en los municipios de la Perla (Veracruz), Nuevo Casas Grandes (Chihuahua), Isla Mujeres (Quintana Roo), Casimiro Castillo (Jalisco), Chilón (Chiapas) y Ocotlán de Morelos (Oaxaca), uno aspiraba a una regiduría en Apaseo el Grande (Guanajuato) y el último buscaba contender por una diputación local por el distrito 1 de Nuevo León.

El análisis indicó que al alcanzar la cifra de 65 políticos asesinados (20 de ellos aspirantes), el actual proceso electoral 2021 se ha convertido en el segundo más violento de la historia, sólo por debajo de los comicios de 2018, al superar el total de 61 políticos (6 de ellos aspirantes) quienes perdieron la vida en atentados.

Por partido político, el informe de Etellekt señaló que el 20 por ciento de las 65 víctimas pertenecían al Partido Revolucionario Institucional (PRI), 17 por ciento a Movimiento Regeneración Nacional (Morena), 15 por ciento al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y 14 por ciento al Partido Acción Nacional (PAN).

La alianza opositora al gobierno federal, integrada por el PAN, el PRI y el PRD, acumula un total de 32 de las 65 víctimas en el proceso en curso (49 por ciento del total). Mientras que los partidos que integran la alianza oficialista “Juntos Haremos Historia”, suma un total de 18 políticos asesinados (28 por ciento del total).