Bajo la dirección de James Mangold (Logan, Walk the line), el filme ‘Contra lo imposible’ (Ford vs. Ferrari) relata la amistad de los ingenieros Carroll Shelby y Ken Miles en su lucha común por construir un coche lo suficientemente veloz para ganar la carrera de las 24 horas de Le Mans de 1966, y que lograron ganar con el auto Ford GT40 en cuatro ocasiones consecutivas.  En el Teatro Elgin durante el pasado Festival de Toronto, el público aplaudió entregado y emocionado mientras todo el elenco subía al escenario.

Fue Mangold, micrófono en mano, quien agradeció a los actores y reconoció que había intentado hacer una cinta sobre la amistad y no sobre las carreras de coches. “En el ambiente que vivimos hoy en día, nadie quiere hacer una cinta original porque el costo es muy elevado. Tuve que ingeniármelas para rodar este filme con un presupuesto modesto”, admitió el realizador. Al día siguiente tuvimos la oportunidad de conversar, aunque brevemente, con los protagonistas. Christian Bale interpreta a Ken Miles, mientras Matt Damon da vida a Carroll Shelby.

Matt Damon


Posee un premio Oscar a mejor guión original por la cinta Good Will Hunting, donde también fue nominado como mejor actor en 1998.

¿Cómo conseguiste identificarte con tu personaje en el filme?

A través de su personalidad conciliadora. A él le gusta cooperar con la gente, colaborar para conseguir una meta. Eso es lo que hacemos los actores en una película, es lo que hemos hecho todos en nuestra vida adulta. Su pasión por el motor es secundaria, lo importante es trabajar en equipo. En el cine, en los deportes en general, no hay tiempo para conversar, nos revelamos como somos cuando hay presión y eso es lo que hemos aplicado en esta narración.

La amistad entre los protagonistas es clave para su éxito

En efecto. Estos tipos comparten su amor por las carreras de coches. Son dos personas distintas que vienen de lugares muy dispares, pero que comparten su pasión por construir coches de carreras y saben que tienen que hacerlo juntos. Cuando algo es más grande que tú, lo importante es no pretender abarcarlo todo, contar con ayuda es lo que realmente importa. Los dos saben lo profundamente unidos que están y tienen un objetivo en común.

¿Sabías algo de motores antes de interpretar el personaje?

Nada. Durante el proceso descubrí la importancia de estos dos pioneros de la ingeniería y que los frenos eran la parte más débil del coche. Estos tipos estaban locos, corrían a 250 kilómetros por hora sin saber si podían parar el auto. Hay que ser una persona muy especial para arriesgarse a algo así.

Vemos que lo tuyo no son las carreras de coches.

Ésta es una película sobre la amistad, no me importaba el mundo del automovilismo ni de las carreras. Cuando leí el guión me llamó la atención la amistad de los protagonistas y la pasión que comparten. Los dos son muy diferentes, hay mucho conflicto entre ellos, un conflicto alimentado por sus ganas de innovar en la creación de este coche. No importa cuánto sepas de motores, hablamos de conseguir un sueño y con esa idea todos nos identificamos. Ellos desafían las reglas corriendo a gran velocidad, pero aman lo que hacen. Han perdido mucho por el camino y no paran en su empeño por conseguir lo que quieren en la vida.

Nota completa AQUÍ.