Con la presencia virtual de millones de personas unidas por la música y la tecnología, guardando la distancia social y siguiendo las recomendaciones sanitarias fue como se llevó a cabo la 27 entrega de los Billboard Music Awards desde el Dolby Theatre de Los Ángeles.

Si bien el formato de los premios se ajustó a la nueva normalidad establecida por la pandemia de covid-19, la entrega mantuvo su esencia de celebrar la música, el componente que une a la gente.

La noche comenzó con la presentación de Kelly Clarkson, la anfitriona de la noche por tercera ocasión, quien dio vida a Bring me a Higher Love.

"Bienvenidos a los Billboard 2020. Esta noche se trata de cómo la música nos conecta de alguna manera a todos nos hace cantar, bailar, llorar; la música nos ha unido siempre y esta noche no es la excepción. Estamos aquí para celebrar la música”, dijo Clarkson frente a una audiencia que siguió la transmisión desde sus hogares.

Así los premios comenzaron a fluir: Post Malone se consagró como el mayor ganador de la noche con nueve premios, incluyendo Mejor Artista y Mejor Artista Hombre, Billie Eilish se llevó Mejor Álbum Billboard 200 por When We All Fall Asleep, Where Do We Go? y Mejor Artista Mujer, Lil Nas X, con el tema que interpreta junto a Billy Ray Cyrus, Old Town Road, se alzó con Mejor Canción Hot 100, y Lizzo se consagró con Mejor Artista de Ventas.

Y fue Lizzo quien abrió la puerta para hacer diferentes declaraciones de lo que sucede actualmente en Estados Unidos. Ataviada con un vestido negro que decía “vota”.

"He pensado mucho sobre la supresión y las voces que han sido suprimidas y las mujeres que han sido suprimidas. Cuando alguien trata de suprimir algo es porque eso mantiene el poder y las personas que quieren suprimir a otros es porque tienen miedo del poder de cada uno. Hay poder en quienes somos, en nuestras voces, así que así sea a través de la música, de las protestas o del derecho al voto, hay que usar ese poder, usemos nuestra voz y rechacemos ser suprimidos”, lanzó la joven.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando John Legend tomó el escenario e interpretó Never Break, después de que hace unas semanas se dio a conocer que él y su esposa Chrissy Teigen perdieran al bebé que esperaban.

En la entrega no podía faltar la presencia latina y fue con el premio Mejor Artista Latino que Bad Bunny, quien cantó Yo perreo sola al lado de Ivy Queen y Nesi, lanzó un mensaje en contra de la violencia que sufren las mujeres en el mundo.

"Esta canción está dedicada a todas las mujeres del mundo, principalmente a las de Puerto Rico. Basta ya de la violencia machista hacia las mujeres, esta canción es una llamada de atención de que si una mujer no quiere hacer algo no hay por qué forzarla. Sin ellas no existiría nada, ni el reguetón”, señaló el puertorriqueño al aceptar el premio.

Números musicales de Sia y Alicia Keys, entre otros, animaron la velada, como la presentación de Post Malone junto con Tyla Yaweh interpretando Circles y Tommy Lee desde una fábrica.

Sin embargo, la presentación de Garth Brooks, quien recibió el Premio al Icono de manos de Cher, fue uno de los puntos más emotivos, así como recordar a Eddie Van Halen con su hijo Wolfgang en un una presentación pasada y una guitarra en sola en el escenario. El show cerró con la actuación de BTS —ganadores a Top Social Artist— y el grupo En Vogue, que —con sus músicos con paliacates con la leyenda “vota”— interpretó su éxito Free Your Mind.