¿Un Batman maya? Existe y es una creación del estudio yucateco Kimbal.

El estudio basado en Mérida combina elementos de la cultura maya y sus ecosistemas en sus proyectos creativos.

Si visitaste la exposición de Batman en Mumedi recordarás esta pieza: el busto del llamado caballero de la noche reinterpretado como un superhéroe maya.

Sí, esto existe y sus creadores son el despacho de diseño yucateco Kimbal, quienes han buscado llevar la cosmogonía y simbología de la cultura con la que conviven cotidianamente en su trabajo.

Este superhéroe versión maya formó parte de la exposición Batman a través de la creatividad mexicana, donde Warner Bros Entertainment convocó a 30 artistas para que reinterpretaran la figura del superhéroe en su 75 aniversario.

Kimbal lo hizo basándose en el dios murciélago maya del Popol Vuh llamado Camazotz, el cual está asociado con el concepto de la noche y el inframundo; la decoración la concibió luego de una visita que hizo al museo ubicado en la ciudad de Palenque: “Ahí había unas vasijas, me sorprendió el nivel de la plástica maya, el tipo de acabado de barro y este se plasmó en la figura de 80 centímetros de alto”, cuenta Christian Pacheco, director del despacho.

 Este superhéroe versión maya formó parte de la exposición Batman a través de la creatividad mexicana, donde Warner Bros Entertainment convocó a 30 artistas para que reinterpretaran la figura del superhéroe en su 75 aniversario.

Kimbal lo hizo basándose en el dios murciélago maya del Popol Vuh llamado Camazotz, el cual está asociado con el concepto de la noche y el inframundo; la decoración la concibió luego de una visita que hizo al museo ubicado en la ciudad de Palenque: “Ahí había unas vasijas, me sorprendió el nivel de la plástica maya, el tipo de acabado de barro y este se plasmó en la figura de 80 centímetros de alto”, cuenta Christian Pacheco, director del despacho.

Gran parte de los proyectos de este grupo de diseñadores mexicanos consiste en los patrones de repetición “trascendiendo más allá del papel y la pantalla”, comenta Christian Pacheco, cuyo despacho opera desde hace tres años en la ciudad de Mérida, en donde han desarrollado proyectos como Kumiko, que en sus palabras: “Es la culminación de un proyecto gráfico en algo grande”.

Kumiko es una técnica japonesa que se basa en realizar una serie de cortes o perforaciones en pequeñas tablillas de madera para unirlas sin necesidad de clavos.

Juntas forman una celosía con distintas figuras, algo muy similar a la geometría de la filigrana yucateca.

Christian comenta que para llegar a este diseño plasmado en vidrio templado “se inspiraron en las tradiciones de la cultura nipona y tiene como origen elementos basados en la naturaleza”, en el caso de este proyecto tomaron los pétalos de flores de árboles de la península como el flamboyán, el pich y la ceiba.