El secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, se pronunció por abrir y hacer pública toda la información del helicopterazo donde murieron Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, siempre y cuando no exista alguna restricción especial derivada de la investigación del caso.

Esto, luego que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) clasificó como reservadas hasta el año 2024, las necropsias y fotografías del incidente ocurrido el 24 de diciembre pasado en Santa María Coronango.

Durante una entrevista, el funcionario destacó que las indagatorias de las fiscalías General del Estado y de la República, así como de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) no se han detenido en los últimos tres meses.

Por ello, consideró como normal que haya aspectos que se reserven, especialmente en las fiscalías, para no entorpecer los procesos.

Sin embargo, insistió en que resulta mucho más conveniente que se transparenten todos los datos posibles, como ocurrió con los audios de la última conversación entre la torre de control y los pilotos de la aeronave, que se divulgaron tras una orden del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Mientras tanto, este lunes, versiones periodísticas refirieron que un mal funcionamiento en el núcleo que sostenían las aspas, provocó que estas se atoraran y la nave se volteara.

Los datos, que formarían parte de un primer informe sobre las pesquisas, que descartarían un posible atentado contra los exgobernadores.