Tras los daños registrados en cuando menos 120 hectáreas de cultivo de maíz y cebada en Chignahuapan luego de la tormenta del viernes pasado, la Secretaría de Desarrollo Rural apoyará a los productores afectados para que accedan al seguro contra catástrofes naturales y con ello eviten perder los ingresos por sus cosechas.

La titular de la dependencia, Ana Laura Altamirano Pérez, ordenó que este lunes se realice un recorrido de campo en la zona dañada en las localidades de Capala, El Obón, La Copilera y Ejido Nacayolo con el objetivo de contabilizar y valuar la superficie afectada y proceder a indemnizar a los productores afectados.

Este recorrido será entre autoridades de la Secretaría, responsables del Subcomponente de Atención a Siniestros Agropecuarios y personal de la Aseguradora PRO AGRO.

De manera preliminar se contabilizaron 120 hectáreas de campo afectadas en dichas comunidades de Chignahuapan por la caída de granizo que alcanzó hasta 30 centímetros de altura.

Por instrucciones del gobernador Miguel Barbosa Huerta, la dependencia está en permanente comunicación con los productores afectados a fin de que se garantice la reparación del daño en sus cultivos por la tormenta.

Asimismo, personal de la Secretaría, concretamente de Atención a Siniestros Agrícolas, se mantendrá en la zona de campo afectada y estará en coordinación con autoridades del Ayuntamiento de Chignahuapan