El presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador visitará Puebla este jueves 19 de septiembre, al cumplirse dos años del sismo de magnitud 7.1, anunció durante la conferencia mañanera en Palacio Nacional, donde admitió que la entidad poblana es la más rezagada en la reconstrucción.

“Mañana es el acto para recordar estos sismos, vamos a estar en el asta bandera”, dijo el presidente mientras que el comisionado nacional para la reconstrucción, David Cervantes dijo que en Puebla el avance de trabajos para levantar viviendas, escuelas, hospitales, iglesias y monumentos históricos es de apenas 20 por ciento, una cifra menos al promedio nacional (30%).

Justificó que el rezago es imputable al proceso electoral y la elección extraordinaria. 

En el nuevo Plan de Reconstrucción, para  Puebla se tienen planteadas 7 mil 825 acciones, de las cuales, 6 mil 786 serán para vivienda, 867 para infraestructura educativa, 13 en salud y 392 en cultura.

En la entidad, además, el avance en reconstrucción de viviendas es de solo 26 por ciento hasta el corte del mes de agosto; Cervantes dijo que la meta es lograr un avance del 41 por ciento de septiembre a diciembre de este año.

“El avance es del 20 por ciento, el global es del 30 por ciento; en Puebla es un poco más bajo porque se nos atravesó un proceso electoral y el trabajo particularmente en vivienda es trabajo de campo, mediante reuniones y asambleas, tuvimos que frenar eso para no violar la normatividad. Ahora con el gobernador ya establecimos comunicación y va a seguir habiendo un buen entendimiento”, dijo.

El presidente, agregó que se espera que para 2020 se haya concluido con todas las obras y las inversiones. 

“Todo se va a concluir, es el compromiso que hemos hecho: terminar completamente. Estamos pensando que para el próximo año va a estar terminado todo el programa de reconstrucción en todas sus vertientes. “Nosotros pensamos que el año próximo se concluya, no hay ninguna limitante presupuestal”.


Sin ayuda a reconstrucción, una de cada tres familias afectadas: Meyer

Al presentar un informe del avance del programa de reconstrucción por los sismos de 2017, Román Meyer, titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), reveló que una de cada tres familias afectadas por los sismos de 2017 “jamás recibió recursos” para la reconstrucción.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que se aplicará la ley y no habrá impunidad para nadie por desvío de recursos del programa. También señaló que para finales del próximo año habrá un avance casi total del proceso de reconstrucción.

“Se ha hecho el compromiso de continuar trabajando. Los que no fueron incluidos serán tomados en cuenta. Las obras en proceso, todo se va a concluir, es el compromiso que hemos hecho, terminar completamente, cien por ciento".

Indicó que el gobierno calcula que para el final de este año habrá un avance del 41 por ciento y para finales del año próximo estará terminado el programa, porque no hay limitante presupuestal para todo lo que se requiere, indicó.

(Con información de La Jornada)