De las 617 bibliotecas públicas contabilizadas en Puebla, el 10 por ciento –62—han dejado de funcionar, por lo que el gobierno estatal puso en marcha un programa de rehabilitación para que vuelvan a ser útiles.

Así lo informó, María Aurora Asomoza Palacios, directora de la Red de Bibliotecas del estado, quien afirmó que ya están haciendo los vínculos necesarios con los gobiernos municipales para avanzar en las acciones.

Manifestó que la mayoría de bibliotecas abandonadas se encuentran en regiones de Izúcar de Matamoros, San Martín Texmelucan y Tehuacán, por lo que para recuperarlas se actualizará su acervo bibliográfico y se les realizarán mejoras de imagen e infraestructura.

Por su parte, el secretario de Cultura, Julio Glockner Rossaínz, manifestó que algunos de los espacios solo se ocupan como espacios para que los menores hagan sus tareas escolares y no como bibliotecas.

Además, mencionó que hubo omisiones de anteriores administraciones municipales que no consideraron pertinente darles mantenimiento y las dejaron en el abandono.

Respecto a las condiciones en que se encuentra la hemeroteca estatal, indicó que esta no ha dejado de funcionar, ni desaparecieron publicaciones que afectaran la imagen del exgobernador Rafael Moreno Valle, sin embargo, confirmó que ahora se encuentra en la sede de la Secretaría de Planeación y Finanzas pero para dar una mejor atención.

Lo anterior, tras la entrega de 9 mil libros por pate del gobierno federal a 40 bibliotecas de 29 municipios.