En los próximos meses el gobierno federal destinará a Puebla 4 mil 244 millones de pesos en 7 mil 825 acciones como parte del Plan Nacional de Reconstrucción tras el sismo del 19 de septiembre de 2017.

Así lo informó, Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), durante su visita a Atlixco, ahí reiteró que la reconstrucción en la entidad es de apenas casi el 20 por ciento en términos generales.

Por ello, señaló que hubo varias irregularidades, ya que en el caso de vivienda el 37 por ciento de los afectados no recibieron el apoyo o se lo dieron incompleto, mientras que un 13 por ciento no fueron censados, por lo que no obtuvieron recursos.

El funcionario federal desglosó la cifra total de recursos, la mayoría serán para infraestructura cultural con 2 mil 665 millones de pesos; mientras que 756 millones serán para vivienda, 682 millones para rehabilitación de escuelas, 36 millones para centros de salud y 104 millones para hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En su intervención, la directora general de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), Edna Elena Vega Rangel, comentó que los 756 millones de pesos serán empleados para subsidios en 6 mil 786 acciones. Destacó que a los propietarios de viviendas con daños parciales se les apoyará con 69 mil pesos, mientras que a quienes tienen daños totales se les dará 160 mil pesos.

No obstante, no precisó cuándo comenzarán a entregarlos, pues dijo que antes firmarán un convenio de colaboración en los siguientes meses. Al encabezar la sesión conmemorativa al sismo de 2017, el gobernador Miguel Barbosa Huerta señaló que por los actos de corrupción en los que incurrieron los gobiernos pasados, Puebla apenas registra un avance del 20 por ciento en materia de reconstrucción que incluye la intervención de apenas 700 viviendas y 400 escuelas.

Ante esta condición, recordó que están en proceso de las investigaciones correspondientes a fin de fincar responsabilidades a quienes hayan incurrido en la malversación de los fondos públicos. 

“Todo caminaba hacia la corrupción y hacía que los programas anunciados nunca llegaran a los verdaderamente afectados, por eso la importancia de poder crear el Programa Nacional de Reconstrucción, la mezcla de recursos de toda índole federal, fundaciones y fondos privados a los que se unen recursos públicos del estado de Puebla”, manifestó. 

A dos años de este suceso y ante los escasos resultados, Barbosa Huerta anunció que su gobierno incluirá en la propuesta de Ley de Egresos del próximo año, una partida especial que se sumará a las acciones de rehabilitación que estén en proceso. “Garantizaremos que todos los recursos disponibles de ese Fondo lleguen limpios, sin corrupción a sus destinatarios y que se agreguen a los recursos que el gobierno del Estado ponga en su Presupuesto de Egresos 2020”. 

El mandatario detalló que la Federación prevé realizar un total de 7 mil 817 acciones de reconstrucción en materia de vivienda, escuelas, clínicas e inmuebles históricos o de patrimonio cultural. Barbosa Huerta reiteró que no va a dejar a los poblanos afectados por el sismo de 2017, por lo que su gobierno mantendrá la solidaridad que se requiere para cumplir con las labores de rehabilitación. 

En tanto, Román Meyer Falcón recordó que Puebla fue la tercera entidad con más daños tras el sismo de 2017 al registrar 30 mil viviendas dañadas, más de 2 mil planteles educativos afectados y casi 700 edificios históricos y de patrimonio cultural que presentaron algún daño.

El funcionario federal denunció que, en el periodo de transición, casi el 40 por ciento de las familias recibieron algún apoyo gubernamental, pero de manera incompleta.

“A una de cada 10 familias poblanas, a pesar de haber sido censadas, nunca les llegó el apoyo del gobierno estatal, por lo que este escenario nos dejó ver un panorama distinto al cual nos detallaron”, reveló. En el caso concreto de Atlixco, informó que hay un avance del 30 por ciento en acciones de reconstrucción, y anunció que en la siguiente semana se tiene previsto arrancar las obras de rehabilitación de más de 300 viviendas. 

“Si bien sabemos que el proceso debió haber sido más rápido, estamos recuperando el tiempo perdido al día de hoy y trabajando para que los apoyos lleguen a toda la población y comunidades que resultaron afectadas, hayan sido consideradas o no dentro del censo general”, refirió Meyer Falcón. 

En cuanto a las deficiencias registradas, apuntó que el gobierno de la República decidió reorganizar los cuerpos técnicos y conformar una estructura operativa territorial que no se tenía, además de que calificó de positivo el hecho de que se instalen mesas de trabajo Estado-Federación, tal y como lo anunció el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

En el marco de esta sesión se entregaron apoyos para la reconstrucción de vivienda a Ausencio Rojas Grande de San Juan Tejaluca; Claudio Morales de Atlixco, Ernestina Hernández de la localidad de Flores Magón; así como Isabel Ubiera Jaimes de San Juan Portezuelo y Roxana Aca González de Otilio Montaño, quienes acudieron como representantes de las familias afectadas.

Al acto conmemorativo asistieron los secretarios de Bienestar, Lizeth Sánchez García; de Educación, Melitón Lozano Pérez; de Salud, Jorge Humberto Uribe Téllez; el presidente municipal de Atlixco, Guillermo Velázquez Gutiérrez; el coordinador de Programas de Bienestar en Puebla, Rodrigo Abdala Dartigues; así como la directora de la Comisión Nacional de Vivienda, Edna Vega Rangel; el coordinador para la Reconstrucción de Bienes Culturales, Marco Aurelio Maza Hernández; y presidentes municipales de la región.