El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta, reconoció que hubo una “confusión” en la información que le dieron sobre el paradero de Juan Carlos Lastiri Quirós, quien dijo que había sido detenido y trasladado al reclusorio Oriente en la Ciudad de México. En entrevista, el mandatario poblano justificó que esa era la información que había recibido en aquel momento, luego de que se reportara la desaparición del priista el pasado 30 de octubre.

Añadió que él no se ha comunicado con Lastiri Quirós quien supuso habría presentado una denuncia por la privación ilegal de su libertad.

“Esa información había recibido yo, pero finalmente parece que hubo confusión (…) Seguramente él ya habló con quien tenía que hablar, que son las autoridades investigadoras, para presentar una denuncia por la privación ilegal”, expresó.

FGE investiga a Castañón y Patjane Por otra parte, cuestionado sobre la intención de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de congelar las cuentas de Eukid Castañón Herrera, exoperador político de Rafael Moreno Valle, señaló que las autoridades federales continuarán con sus investigaciones, las cuales son distintas a las de su administración, de las cuales –consideró-- saldrán muchas responsabilidades de otros exfuncionarios.

Asimismo, confirmó que hay una indagatoria por espionaje telefónico en contra de Castañón Herrera ante a FGE de Puebla. Mientras que, sobre el edil de Tehuacán, Felipe Patjane Martínez, indicó que la Fiscalía General del Estado (FGE) realiza una investigación en su contra, luego de que servidores públicos acusaron presuntamente de actos de corrupción. Indicó que el gobierno estatal no tiene las facultades para actuar en contra del presidente municipal, por lo que únicamente esperarán los resultados de la FGE.