Tras manifestarse por más de dos horas frente a Casa Aguayo, maestros de distintas regiones de Puebla, lograron que el gobierno estatal aceptara realizar una auditoría al Issstep y que sus cuotas no fueran incrementadas por el momento. En entrevista, el maestro Juan Durán indicó que la reunión fue ríspida, ya que los cerca de 200 maestros que protestaban no aceptaron reabrir la circulación hasta que no se llegara a un acuerdo.

Explicó que una comisión de docentes se reunieron con personal de la Secretaría de Gobierno (Segob) con quienes coincidieron que el Issstep ha sido saqueado por varios años, generado la crisis en que se encuentra actualmente, por lo que convinieron se revisen las finanzas del organismo, de la cual serán informados los integrantes de una comisión de docentes para evitar –dijo-- se solapen actos de corrupción.

Señaló que el incremento del 13 al 20 por ciento de las cuotas del trabajador no se realizará sin antes contar con los resultados de la auditoría, por lo que no habrá modificaciones a la ley que rige al instituto.

Por lo anterior, acordaron sostener mesas de trabajo el próximo martes con la Secretaría de la Función Pública (SFP) y miércoles con Karen Berlanga Valdés, directora del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores al Servicio de los poderes del Estado de Puebla (Issstep) para revisar cómo se mejorará la atención médica en hospitales y clínicas regionales, donde se carece de medicamento y personal.

Otro tema que tratarán con el Issstep es el panorama de pensiones para docentes, pues comentó que existe una lista de espera de 2 mil 600 trabajadores que buscan su jubilación.