Para preservar la libertad de tránsito, el suministro de productos a mercados y la adquisición de mercancías para la población, la Policía Estatal, Guardia Nacional y la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), establecerán una estrategia coordinada para actuar ante posibles saqueos, adelantó el gobernador, Miguel Barbosa Huerta.

En ese sentido, el titular del Ejecutivo puntualizó que la coordinación que se dará entre los cuerpos de seguridad es parte de las medidas de prevención para neutralizar situaciones en las que podrían generarse asaltos a comercios.

“Planteé una coordinación con Guardia Nacional, SEDENA y Policía Estatal para temas de prevención y estrategia para evitar y poder neutralizar los asuntos de una situación extrema que llevara a saqueos.

Estamos con estrategias de coordinación, preservar la libertad de tránsito, preservar el ingreso y la adquisición de mercancías, de suministros en mercados, en tiendas de servicio para que la gente pueda seguir accediendo a todo ello”, indicó el gobernador Barbosa Huerta.

En cuanto al trabajo que la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), tendrá tras el anuncio que el Gobierno Federal hizo sobre la fase 2 del contagio del coronavirus, señaló que cuenta con información referente a que la 25 Zona Militar está en posibilidad de albergar a las personas que requieran el aislamiento necesario, mismo que, puntualizó, debe ser voluntario.

REGISTRA PUEBLA 30 CASOS DE CORONAVIRUS

En otro tema, el secretario de Salud, Jorge Humberto Uribe Téllez, actualizó que, hasta hoy, suman 30 casos de personas en Puebla que dieron positivo al contagio por coronavirus, de los cuales dos fueron reportados por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El funcionario precisó que hasta el momento se han realizado 132 pruebas y 26 más están por procesarse, cuyos resultados se tendrán el miércoles. Uribe Téllez puntualizó que, del total de pacientes, seis están hospitalizados, uno de ellos en la Ciudad de México, que corresponde a un masculino de 73 años; mientras que los cuatro restantes se encuentran en hospitales privados y uno más en el Hospital General de Cholula.