La Canirac-Puebla dejó en libertad a sus afiliados de permanecer abiertos o cerrados sus negocios ante la contingencia epidémica; “el golpe es duro pero debemos tomar conciencia de cuidar la salud de nuestros clientes, de los colaboradores y de sus familias, nosotros conocemos nuestro giro”, subrayó la presidenta camaral, Olga Méndez Juárez.

En un comunicado, propuso que “quien tenga el soporte y la estructura de manejar cocinas abiertas al público o servicio a domicilio, hágalo; cuidando todos los protocolos máximos de higiene que marca la autoridad, y tengan certeza que estaremos acá para apoyarlos y difundirlos en todo momento.

Además, comentó que entiende “que su mayor preocupación es el capital humano”, por lo que consideró “necesario el diálogo, negociación y empatía con nuestro personal, es sin duda la gran tarea que hoy tenemos y tengan certeza que cuando subamos las cortinas ellos estarán ahí para volver a empezar con nosotros”.

"Salgamos del juego político y empecemos a crear nuestras propias estrategias, hoy la industria necesita soluciones no especulaciones, estamos pasando por una de las situaciones más difíciles de los años recientes no solo de nuestro país, sino también del mundo, es momento de tomar decisiones individuales ante la falta de soporte de nuestro gobierno".

En su carta a los dueños de 31 mil negocios que representan la industria de alimentos y bebidas en todo el Estado, considera que han sido días de desesperación y angustia por saber que sigue, por lo que los invitó a entrar “en una profunda reflexión de lo que está pasando, no hay forma de parar este evento que nos ha golpeado a todos sin excepción, la curva apenas inicia, vienen grandes retos, pero creo que es momento de parar y reparar, es una realidad que la prioridad es la salud de la población y hoy los invito a contener el brote (de coronavirus)”.

Al final, anunció que la Canirac ofrecerá cursos de capacitación en línea, paquetes de marketing digital para estar en la vista y oído de los comensales, para que "cuando salgan de este resguardo, nuestros clientes llegarán felices y ansiosos de probar nuestra comida y disfrutar de nuestros espacios y sobre todo la atención que recibirán".