La Secretaría de Salud (SS) del Gobierno del Estado informó que en las últimas 24 horas se registró el fallecimiento de 5 poblanos más por COVID-19, tres en los hospitales de Cholula, ISSSTE e ISSSTEP, y dos más en los Estados Unidos.

Con estas nuevas casos, en el territorio poblano ya suman 17 muertes asociados al virus proveniente de China, con una tasa de mortalidad del 9%, más alta que la nacional y la mundial.

A la par se informó que hay 55 personas hospitalizadas, de las cuales 9 se encuentran graves debido a complicaciones respiratorias.

El titular de la SS, Humberto Uribe Téllez indicó que ya suman 183 contagios de COVID-19, de los cuales 73 ya se recuperaron de la infección,  y con presencia del virus en 20 municipios.

De estos caso, el director de epidemiología, Fernando Huerta Romano, reportó que hay al menos 10 trabajadores de salud (médicos y enfermeras) contagiados de COVID-19, aunque aclaró que no todos enfermaron por su actividad en la atención de infectados, sino por la interacción con la comunidad en general.

Mientras tanto, en la Unión Americana, la cifra de migrantes poblanos fallecidos creció a 20 luego de que perdieran la vida dos hombres de 31 y 43 años de edad oriundos de Atlixco y Tochtepec, respectivamente, precisó el secretario de Gobernación (Segob), David Méndez Márquez.

CONFIRMAN MUERTE DE POLICÍA ESTATAL

En tanto, el director de epidemiología, Fernando Huerta Romano confirmó el fallecimiento del policía estatal Manuel Carrasco de 61 años, el cual ingresó el 1 de abril al Hospital del ISSSTEP con dificultad respiratoria.

Tras aplicarle la prueba de COVID-19, resultó positivo pero se complicó el padecimiento por hipertensión y obesidad.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Seguridad (SSP), Raciel López Salazar indicó que el policía tenía 15 años de servicio en la institución y su última diligencia fue el 23 de marzo de 2020. 

A la par, descartó que haya más contagios entre uniformados, pues todos sus compañeros ya superaron la etapa de aislamiento de 15 días sin desarrollar síntomas.

Durante conferencia, además el gobernador, Miguel Barbosa Huerta explicó que el policía dejó de laborar el 23 de marzo al adherirse al decreto para que funcionarios y burócratas con más de 60 años, tomarán receso por el riesgo existente ante el COVID-19.