Autoridades de la Sierra Norte de Puebla de distintos niveles, incluidos policías municipales, podrían estar vinculados con grupos delincuenciales, por lo que ya se realizan las investigaciones correspondientes, además se reforzará la vigilancia en la autopista México-Puebla debido al alza de robo de transporte de carga en su trayecto.

En conferencia de prensa, el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta señaló que su administración no simula el combate a la delincuencia, la cual “no duerme” a pesar de la contingencia sanitaria por el Covid-19, por lo que su gobierno aprovecha para desmantelar asientos de la delincuencia como lo hizo en mercados municipales como el Morelos y La Acocota, recientemente.

Señaló que para garantizar el abasto de productos la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) vigilará la autopista México-Puebla en el tramo de San Martín Texmelucan, donde dijo han incrementado los robos a transporte de carga.

En ese sentido, destacó que el cateo que realizó la Fiscalía General del Estado (FGE) en un predio de Quecholac, donde se hallaron 60 unidades al parecer robadas, de las cuales 36 todavía estaban cargadas con alimentos, electrodomésticos, autopartes, abarrotes y más.

Por su parte, el titular de la SSP, Raciel López Salazar, fue cuestionado sobre el desarme de policías municipales de Venustiano Carranza, al respecto reveló que se investiga la vinculación de autoridades de diferentes niveles, incluidos uniformados, en la Sierra Norte donde desde hace 10 años hay una incidencia delictiva alta y donde se cometen secuestros, extorsiones, homicidios, huachicol y otros.

En otro tema comentó que trabajan en la ubicación de los responsables de lanzar artefactos explosivos caseros en Santa Ana Xalmilmilulco, Huejotzingo, los cuales no han representado riesgo para los habitantes.