El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, dio a conocer que su administración abrió diálogo con representantes de Audi y Volkswagen y otras del sector automotriz a través de la Secretaría de Economía, de manera que dará a conocer su decreto en las siguientes horas, aunque sostuvo que reactivar el sector conllevaría a un aumento en el número de contagios de Covid-19.

En conferencia virtual de prensa, el mandatario comentó que las armadoras y proveedoras argumentan que cuentan con la mejor organización en la prevención de accidentes y para evitar riesgos de contagio de Covid-19, así como que Puebla forma parte de la cadena productiva global, pues de no hacerlo la producción de la entidad quedaría relegada.

No obstante, sostuvo que su administración también tiene razón en decir que el reinicio de actividades pone en peligro de contagio a quienes trabajan en dichas plantas, así como al resto de ciudadanos que los rodean.

Indicó que seguirán dialogando, por lo que será a más tardar el sábado cuando publique el decreto donde definirá si hay o no condiciones para que el sector automotriz se active.

Por otra parte, anunció que Puebla contará con su propio “Semáforo COVID-19”, para conocer a detalle el número de casos y decesos por región, la capacidad hospitalaria, además ayudará a definir criterios para poner en marcha “la nueva normalidad”.

Indicó que, por el número de casos de coronavirus que reporta la ciudad de Puebla, la zona metropolitana estará marcada en rojo dentro de dicho semáforo.