Con el cambio a color amarillo en el Semáforo de Riesgo Epidemiológico por Covid-19, en Puebla bares y centros nocturnos podrían reanudar sus actividades después de casi seis meses de estar cerrados, aunque esto dependerá de las medidas que establezca el gobierno de Miguel Barbosa Huerta.

Entre las actividades permitidas por la Secretaría de Salud federal en el Semáforo de Riesgo, del 7 de junio, se señala que bares y centros nocturnos podrían abrir con un aforo del 50 por ciento, además establece que se podrá laborar en las actividades esenciales y no esenciales.

"Todas las actividades laborales están permitidas, cuidando a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19. El espacio público abierto se abre de forma regular, y los espacios públicos cerrados se pueden abrir con aforo reducido. Como en otros colores del semáforo, estas actividades deben realizarse con medidas básicas de prevención y máximo cuidado a las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave de COVID-19" refiere en su página la dependencia federal.

En color amarillo, también se ampliaría en aforo permitido en la mayoría de actividades al 50 por ciento de capacidad en hoteles, restaurantes, salones de belleza, cines, teatros, museos, eventos culturales, balnearios, ferias, centros comerciales y deportes profesionales.

No obstante, el pasado viernes el gobernador Miguel Barbosa Huerta descartó reactivar de inmediato todos los sectores económicos, pues dijo que prefiere ser cauto y pesimista a bajar la guardia, esto al manifestar que especialistas prevén un rebrote en la segunda quincena de octubre.

De manera que se prevé que sea este lunes en su habitual conferencia de prensa virtual cuando defina si habrá nuevos lineamientos sobre las actividades sociales, económicas y religiosas.