El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, confirmó que su administración asumirá el control de la seguridad en el municipio de Tecamachalco, donde se ejecutó a seis personas durante el fin de semana.

Durante su conferencia de prensa matutina, el mandatario poblano sentenció que habrá mano dura ante la crisis de seguridad que se vive en la demarcación, que por eso se apoyará en la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Refirió que la cercanía de Tecamachalco con Molcaxac, Tochtepec y Huixcolotla, provocan una situación difícil ante la cercanía que tienen estos últimos municipios con el Triángulo Rojo.

Puntualizó que en estos trabajos de seguridad, también se tendrá el respaldo de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y Guardia Nacional.

“La Secretaría de Seguridad Pública con apoyo de la Sedena y Guardia Nacional coordinarán los trabajos de seguridad para lograr la limpia de las bandas criminales que operan en la zona”.

Cabe señalar que el sábado fueron ejecutadas estas seis personas a las afueras de un Oxxo, quienes recibieron una serie de impactos de bala a través de armas identificadas como AR-15 y Ak-47.