Las Participaciones Federales pagadas a Puebla y Tlaxcala a agosto de 2020 presentaron una contracción de 13.9 por ciento y 3.7 por ciento, respectivamente, a las pagadas en el mismo periodo de 2019, por lo que se asignaron menos recursos a estas entidades.

El “Reporte Mensual sobre Gasto Federalizado Pagado a Agosto de 2020” publicado este jueves por el Instituto Belisario Domínguez, refiere que el decremento representó una pérdida de 3 mil 65.8 millones de pesos para Puebla.

En 2019 la federación transfirió a esa entidad 27 mil 726.4 millones de pesos, sin embargo, esta ocasión transfirió solo 24 mil 660.6 millones de pesos, una caída porcentual de 13.9 por ciento y de 13 por ciento respecto al monto aprobado para el periodo enero – agosto, que se preveía fuera de 28 mil 358 millones de pesos.

La contracción del gasto federalizado de 3.7 por ciento en Tlaxcala representó una pérdida 31.7 millones de pesos, con una disminución de 7.0 por ciento respecto a lo aprobado.

De acuerdo a la estimación del gobierno federal, se previó transferir en el periodo enero – agosto 6 mil 502 millones de pesos para Tlaxcala, sin embargo, el total pagado es de 6 mil 45 millones de pesos, mientras que lo pagado en el mismo periodo pero de 2019 fue de 6 mil 76 millones de pesos. Respecto a las Aportaciones federales o Ramo 33 la variación fue positiva para Puebla y Tlaxcala en 0.3 y 2.5 por ciento a lo pagado en 2019, respectivamente.

Sin embargo, el decremento global afectó el monto transferido para Subsidios Federales, Convenio y Protección Social en Salud Federales para las entidades.

En ese rubro, Puebla tuvo una pérdida de 37.8 por ciento, es decir, 2 mil 939.9 millones de pesos menos, y Tlaxcala de -29.2 por ciento que representa 487.4 millones de menos a lo pagado en 2019.