Pese a que es prófugo de la justicia, el presidente municipal de Ajalpan, Ignacio Salvador Hernández, rindió su segundo informe con una videograbación, en la cual hasta envió un saludo al gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta, y, por si no fuera suficiente, la foto oficial fue editada y el alcalde fue incluido digitalmente entre los integrantes del cabildo.

En el material audiovisual transmitido en la sesión del cuerpo colegiado se pudo escuchar: “Señor gobernador, le mando un saludo, estamos trabajando juntos, estamos cumpliendo nuestros compromisos, usted es un testigo de que su amigo, muy trabajador, un serrano, un indígena, precisamente ustedes me conocen, no puedo hablar bien el español y no puedo escribirlo bien, pero somos trabajadores y estamos cumpliendo”.

La ceremonia empezó cuando el secretario general del ayuntamiento, Juan Guzmán Ruiz, dio la bienvenida a los presentes y anunció la reproducción del video.

Samuel Olivier Balderas, delegado de la Secretaría de Gobernación, quien tomó la decisión de abandonar el recinto oficial, pues dijo que no se prestaría a este montaje.

En la grabación, Salvador Hernández mencionó que se ha trabajado junto con las 45 juntas auxiliares e inspectorías, a pesar de la pandemia; es más, destacó que martes y jueves se atienden las peticiones de los pobladores en Palacio Municipal, aunque se abstuvo de decir quiénes realizan esta tarea.

Cabe recordar que el 30 de marzo de este año hubo un enfrentamiento entre bandas delictivas y policías en Ajalpan, específicamente en San Sebastián Zinacatepec, lo que exhibiría las presuntas relaciones del edil con el crimen organizado. Un delincuente y un policía municipal murieron, el presidente municipal pidió licencia por 90 días. Su hijo Salvador Hernández Tirzo asumió el cargo. Al vencer la licencia, el lugar quedó acéfalo. Sobre el particular, el gobernador Luis Miguel Barbosa dijo que había orden de aprehensión contra el alcalde.