El gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró que Protección Civil estatal diseñará un plan de acción para revisar el funcionamiento de gaseras, pues dijo que la Profeco no hace nada en el estado y hay un repunte en el robo de gas LP.

Indicó que han detectado una nueva forma de comercializar el gas LP robado, ya que ahora las plantas de gas, no cuentan con unidades para su distribución y hacen el reparto a través de terceros que estarían entregando gas robado en los hogares.

Aunque dijo que es la Profeco quien tiene que supervisar a las gaseras, el organismo federal no hace nada en Puebla, por lo que solicitó una propuesta de acción a Protección Civil estatal, pues consideró que existen más huachitúneles como el hallado el jueves pasado en San Pablo Xochimehuacan.

Al tiempo, sostuvo que con Seguridad Física de Pemex, Guardia Nacional, Sedena, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y Fiscalía General del Estado (FGE) se está trabajando en redoblar los esfuerzos para desarticular las bandas dedicadas a la extracción de combustible.

Analizarán acusaciones contra titulares del IPAM e Icatep

En otro tema, Barbosa Huerta indicó que se analizarán comportamientos de la titular del Instituto Poblano de Asistencia al Migrante (IPAM), Ixelt Romero Morales; y el director del Icatep, Noé Torralba Flores, ante las quejas ciudadanas en su contra, pero dijo que no se tomarán decisiones por presiones de grupos.

El mandatario mencionó que entregó a Romero Morales los escritos que han llegado a su oficina en su contra de los que espera respuesta este día, para poder tomar una decisión.

Y es que, agrupaciones de migrantes señalaron que han recibido malos tratos por parte de la funcionaria, de quien dijeron los ha acusado de ladrones argumentando que roban dinero a miembros de los clubes migrantes y no atienden sus peticiones.

Sobre el del Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Puebla (Icatep), dijo que el titular del organismo le aseguró que no se deben salarios a instructores.

Además se dijo preocupado por la algidez al interior del Instituto por la disputa de poder y control, pero pidió a los trabajadores exponer sus denuncias para corroborar la información.

Fue el pasado 24 de noviembre cuando decenas de docentes en representación de poco más de 400 profesores que conforman las 17 unidades del Icatep, se manifestaron en Casa Aguayo, asegurando que no se les ha pagado desde hace nueve meses.