El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta ordenó el despliegue de operativos para frenar la venta callejera de pruebas para la detección de Covid19.

Luego que comenzaron a circular fotografías en las que se documenta que los presuntos test se comercializan en autos, el mandatario dijo que no permitirá fraudes contra la población.

Por esa razón, instruyó a que la Dirección de Protección contra Riesgos Sanitarios (DPRIS) y la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) hagan recorridos y busquen a dichos comerciantes. Apuntó que en caso de encontrarlos y confirmar la comercialización de las pruebas, ésta sea detenida.

“Instruyo a DPRIS, para que coordinados con Seguridad Pública, verifiquen si tiene alguna autorización o no y si no tiene una autorización, impidan que se lleve a cabo este fraude criminal contra la sociedad”.

Por su parte, el secretario de Salud, José Antonio Martínez García, lanzó un llamado a la población para no consumir dichos productos.

Recordó que las pruebas callejeras para detectar Covid-19 no están autorizadas por el gobierno federal.

Subrayó que su sensibilidad no es igual a una prueba que se obtiene en los laboratorios que ya recibieron el permiso oficial.

Esto, agregó, puede derivar en resultados falsos, ya sea en positivo o en negativo, para los usuarios.