El gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró que su administración aclarará las observaciones hechas por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) a la cuenta pública 2019, en la que señaló un supuesto daño patrimonial por mil 334.3 millones de pesos.

El mandatario comentó que las diferentes dependencias tienen 30 días hábiles para aclarar los cuestionamientos sobre el manejo de recursos durante 2019.

Refirió que 2019 fue el año en que hubo tres titulares del Ejecutivo estatal, primero estuvo Jesús Rodríguez Almeida como encargado de despacho; después Guillermo Pacheco Pulido fue designado gobernador interino por poco más de 6 meses, y en agosto, él inició su gestión en agosto de ese año.

Por ello, mencionó que hasta ahora no existe detalle sobre a qué periodo corresponden las observaciones hechas por el órgano fiscalizador, por lo que se revisarán los anexos que se envíen junto con las notificaciones correspondientes.

“Se les notifican a las dependencias, gobiernos estatales a través de la Secretaría de la Función Pública y tienen 30 días hábiles para aclarar esas observaciones y desahogar las mismas, el gobierno del Estado a través de sus dependencias y tendrán 30 días hábiles”, expresó.