Un gobierno municipal, empresas textileras, de seguridad privada, del sector inmobiliario, refresqueras, restaurantes, escuelas, despachos contables y de auditoría, son algunos de los tentáculos que forman parte de la amplia y silenciosa red de la Trata de Personas que han sido identificadas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) en Puebla.

De acuerdo con los documentos de alcance de respuesta a la solicitud con el folio 600344120 y del Recurso de Revisión 12368/20 así como el Oficio D.E. UIF/110/032/2021, en 2019 y 2020 la UIF detectó transacciones de 34 empresas con 15 giros mercantiles distintos, cuyos flujos de dinero podrían estar vinculados con éste delito en el estado.

La UIF, ente dependiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), ha identificado operaciones inusuales y ha congelado cuentas bancarias de empresas para evitar que sus capitales —provenientes de la prostitución y esclavitud forzada, pornografía tráfico de menores, tráfico de órganos, movilización de migrantes — puedan ser incorporados al sistema financiero con apariencia de legales, por lo que están bajo investigación.

Identifican 35 empresas implicados en Trata de Personas en Puebla

Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) desde 2019 habría anunciado que se detectó una red de Trata de Personas en Puebla y otros tres estados, Precisó que los movimientos financieros ilegales descubiertos entonces provenían de siete cuentas bancarias mismas que fueron congeladas por un monto mayor a los 52 millones de pesos.

En ese momento, el titular de la UIF, sin dar muchos detalles explicó que el flujo de dinero investigado era manejado en un embrollado laberinto donde uno de los implicados se dedicaba a realizar los depósitos a otro y ese tercero lo ingresaba al sistema financiero mediante la compra de inmuebles.

Los documentos que constan en esta casa editorial dan cuenta de la versión pública de los giros mercantiles con movimientos financieros relacionados con la Trata de Personas en Puebla, con la que la UIF va mapeando la intrincada red hasta ahora difusa y desconocida.

En cumplimiento del recurso de revisión, la UIF enumeró que en estas investigaciones emprendidas consta un gobierno municipal en el estado, así como siete empresas dedicadas al giro mercantil de “Acabado de hilos”, “Compraventa de otros productos textiles” y la “fabricación de accesorios para la industria textil”.

Constan numerosas menciones al voraz sector inmobiliario en Puebla. Se identificaron tres empresas dedicadas a la “Compraventa de casas y otros inmuebles”, dos a la “Construcción de inmuebles” y una con funciones para la “Administración de inmuebles”.

En la lista aparecen también dos empresas “restauranteras”, y dos dedicadas a la “Compraventa de refrescos aguas gaseosas y aguas purificadas”.

Se identificó también a una corporación de “Seguridad Privada” y un “Establecimientos Públicos de Instrucción, Educación Subprofesional y Profesional Cultura e Investigación” e incluso a una empresa con el giro mercantil de “Fabricación de maquinaria e implementos agrícolas”.

Se incluyen a dos empresas de “Servicios de contaduría, auditoria y teneduría de libros”, 11 empresas enmarcadas en “Usuarios menores otras actividades” y una de “Compraventa de artículos no clasificados en otra parte”.

La relación de giros mercantiles señalados en la relación de la UIF no incluyó el monto de los recursos confiscados ni el número de las cuentas bloqueadas por éste delito.

Covid-19 y Trata de Personas

Al cierre del 2020 Nieto Castillo, participó en un foro virtual junto a fiscales y procuradores del país, en el que sostuvo que la UIF registró en ése año un aumento en el delito de Trata de Personas y que se había recibido hasta entonces mil 919 reportes inusuales de movimientos financieros relacionados con ése delito y la explotación sexual infantil, a pesar de la grave situación de salud por la Covid 19.

El titular de la UIF reveló que en Puebla como en Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Tlaxcala se registra la modalidad de la sustracción de niños y niñas de para llevarlos a las grandes ciudades de la República Mexicana o al extranjero, a ciudades como Nueva York, Chicago y Los Ángeles, con fines de explotación.

Explicó que en el seguimiento de los recursos se descubrió que éstos se envían a los municipios de donde salen los niños y niñas explotados.

También se detectó la llegada de mujeres jóvenes que son traídas a México con engaños desde Europa y Centroamérica para ser obligadas a prostituirse, en éste caso el flujo financiero sale de empresas fachada que posteriormente son enviados a paraísos fiscales.

Una de las estrategias anunciadas por la UIF contra la Trata de Personas es la vinculación con el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México para debilitar a organizaciones, tratantes y mafias que operan en el país.

El Consejo Ciudadano encabezado por Salvador Guerrero ha anunciado que informará permanentemente a la UIF de datos que proporcionen vecinos, familiares e incluso las propias víctimas a través de líneas contra la trata de personas como la Línea Nacional contra la Trata de Personas 800 5533 000. “El objetivo de la UIF será romper con la “circularidad” de recursos de las bandas de proxenetas”.

Existen denuncias de parte de organizaciones contra la Trata y de las propias víctimas que señalan que municipios que forman la zona limítrofe entre Tlaxcala de Puebla, como Acuamanala o Zacatelco, son lugares donde opera el crimen organizado, por lo que se conoce a ese territorio como “el corredor de la Trata” y que supone un epicentro de redes tejidas a lo largo del territorio.