Carlos Loranca Muñoz fue destituido e inahibilitados por 15 años por el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) luego de no reportar operaciones monetarias por cerca de 6 millones de pesos, lo que significó una irregularidad en su declaración patrimonial.

Mediante un comunicado, la Judicatura explicó que las anomalías se detectaron en sus declaraciones patrimoniales de 2014, 2015 y 2016, cuando formaba parte de un tribunal en el estado de Puebla. 

LEER ADEMÁS: Acusan a ex PGR de pactar con El Cachetes perdón a delitos por huachicol 

El Consejo de la Judicatura Federal mencionó que las investigaciones administrativas se llevaron a cabo con absoluto profesionalismo, resguardando “el debido proceso y la presunción de inocencia”.

“El CJF reitera su compromiso con la política de cero tolerancia a la corrupción y contra la falta de transparencia en el desempeño de los juzgadores federales y servidores públicos del Poder Judicial de la Federación”.

Es necesario mencionar que Carlos Loranca Muñoz fue investigado por sus vínculos con Othón Muñoz Bravo, "El Cachetes", uno de los principales líderes del huachicol en la entidad, según datos de la Fiscalía General de Justicia de esa entidad.

En enero de 2018 Carlos Loranca Muñoz fue suspendido por el Consejo de la Judicatura Federal por una investigación por supuestos vínculos con un líder huachicolero de Puebla.

Al ser separado mientras se realizaban las indagaciones, el entonces Magistrado se encontraba adscrito al Segundo Tribunal Colegiado en Materias Penal y Administrativa del Décimo Séptimo Circuito, en Chihuahua.

Loranca estuvo al menos 20 años adscrito en Puebla. Fue titular del Primer Tribunal Unitario del Sexto Circuito, puesto que lo llevó a ayudar a familiares, entre ellos, su hija.